Como sólo veo tus ojos, solicito a la memoria que recomponga tu rostro de facciones prodigiosas: quiero leer, en tu boca, esas frases tan hermosas y que, al besarme, tus labios me vacunen con sus gotas.

doctorpoeta