MADRE NO HAY MAS QUE UNA.
¿Traes un juguete de colores al niño que, con su gozo, recibe? ¿Sí? Entonces vas a entender por qué el hada pinta flores en su noche; el arco iris, llega al escampar el día y en el agua de tu playa, con luz, de blanca luna, se despiertan en tus sueños, los colores del espectro…
¿Cantas tu nana al bebé, cuando eructa tras el pecho, molesto de barriguita y no concilia bien el sueño? ¿Sí? Entonces va a entender por qué, todo el estruendo del viento, rola a un aire suave de brisa, que atempera los crujidos de las ramas y, las hojas, recuperan las caricias.
¿Pones es sus manos blancas, tan sólo de vez en cuando, chuches o golosinas y miras sus ojos de encanto? ¿Sí? Entonces entenderás, cómo un dulce corazón, late y reparte su néctar.
¿Juega contigo, en tu celo, y le haces sonreír, cuando corres tras de él y haces como que nó llegas?¿Sí? Entonces vas a entender la dicha que, viene del Cielo, que sí que alcanzará a los dos, al gatear por el suelo.

OH MADRE…¡QUE MADRE NO HAY MAS QUE UNA!