¡¡¡Al circo; por supuesto, con mi esposa, porque la «mujer del pediatra, no sólo también tiene que ser niña, sino aparentarlo!!!

doctorpoeta