¡Hola! buen día Lunes, proclive a la pereza y a la indolencia (difícil es no ser perezoso un lunes)

Este día de la semana se debe al espacio de tiempo que, orbitando con la Luna, fue empujado por ella, precipitándose sobre el mundo, invocando al trabajo, al pasado, a la familia, a lo femenino, a la infancia, a la noche, a la magia, a los instintos, a los recuerdos.

¿Podría haber sido que Dios, comenzara un lunes, la creación del mundo?.

CONSEJO DESDE EL DESAYUNO: Si los recuerdos ingratos te acosan, resetea la memoria e intercala filtros.

doctorpoeta