ONOMÁSTICA

 Me hallaréis en mi edén donde la flor, ataviada por la musa, luce ufana su color y sacia el fruto con su néctar.

Agradecer es pagaros a besos la cuenta de lo impagable. Tomad lo que queráis, donde queráis y cuánto queráis. Será reintegrado en consulta.

Un fuerte abrazo doctorpoeta feliz