DESDE EL DESAYUNO: buenos días

Ante un hijo con una malformación o enfermedad grave, los padres se preguntan, inevitablemente, por qué ha ocurrido y si puede ocurrir también a próximos descendientes o a generaciones sucesivas. Este es el motivo fundamental para pedir el llamado CONSEJO GENÉTICO y debe hacerse cuando existan:

Malformaciones congénitas.

Retraso mental.

Enfermedad genética conocida en un familiar.

Historia familiar de cáncer.

Anomalías y otras patologías del feto.

Dr. Antonio C. Rodríguez Armenteros